¿PORQUÉ ES TAN DIFÍCIL LA IMPLEMENTACIÓN DE LAS VISTAS TELEMÁTICAS?

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

No cabe duda de que la llegada de la pandemia de Covid-19 ha provocado muchos cambios en los hábitos laborales de muchos sectores, entre ellos el Legal.

Aparte de la rápida implementación, con mayor o menor fortuna, del teletrabajo en la inmensa mayoría de despachos legales, fue con el decreto del Gobierno de marzo de 2020 que dictaba que todos los actos judiciales (salvo los juicios por delitos graves) se celebrasen de forma preferente por vía telemática hasta finales de año (y ampliado posteriormente dicho plazo hasta el 20 de junio de 2021), cuando se pudo ver la dificultad del sector Judicial para adaptarse a dichos cambios.

 Falta de medios y conocimiento.

El principal motivo es la falta de medios informáticos. Hay muchas salas de vistas que aún no disponen de equipos adecuados, tales como cámaras web ni ordenadores con licencia para operar con aplicaciones como Zoom o Webex. Al igual que ha ocurrido con el teletrabajo, no todo el mundo estaba preparado para pasar de una cosa a otra de la noche a la mañana.

Otro problema es la conocida como Brecha Digital. Hay muchos Magistrados, Letrados de la Administración de Justicia y funcionarios que no han recibido la instrucción necesaria para manejar y comprender estas herramientas, lo cual hace necesario, no solo dotar a los juzgados de los medios técnicos necesarios, sino también de formación a sus profesionales.

Garantías Procesales

Otro de los obstáculos a los que se enfrentan los profesionales de la Justicia es la falta de Garantías Procesales que ofrece la celebración de las Vistas Telemáticas.

Todos estos factores, en resumen, han derivado en un notable retraso en la ya saturada Justicia, y creemos que, muchas de estas fricciones se resolverían si, tal y como ya sucede en el sector financiero, los profesionales del Legaltech contásemos con un SandBox, un entorno donde desarrolladores homologados y actores del sector pudiéramos impulsar la transformación digital de la Justicia con todas las garantías y con la tranquilidad de poder testarlas y realizar formaciones sin comprometer la buena marcha de los procedimientos.

Con ello, el esfuerzo del ecosistema Legaltech y las nuevas herramientas que están surgiendo, estamos convencidos que poco a poco se irán salvando estos obstáculos y se logrará agilizar y modernizar el Sistema Legal en este país.