FORO PARA LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL DE LA JUSTICIA 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest

Los pasados 20 y 21 de abril, el equipo de EMC Soluciones Legaltech, asistió en Madrid al Foro de Transformación Digital de la Justicia, organizado por la Secretaría General para la Innovación y Calidad del Servicio Público de Justicia, bajo el lema “Impulsando juntos la transformación digital de la Justicia”.

Dentro del Plan Justicia 2030/Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, el evento, se celebraba en el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, y tuvo un formato híbrido: presencial, videoconferencia online y streaming.

Este foro nace con el espíritu de acercar a las administraciones, la ciudadanía y el sector privado en el contexto de Transformación Digital en el que ya se ve inmerso gran parte de nuestro día a día y que ya es una realidad en otros sectores o industrias, pero que en lo que a la Administración de Justicia respecta, aún queda mucho camino por andar.

Su objetivo es ofrecer la posibilidad de que todos los agentes referidos podamos ser parte activa en 3 líneas de trabajo principales:

  1. ​​La seguridad jurídica digital, reforzando la misma en lo que respecta al intercambio de información. El objetivo es que España pueda convertirse en referente internacional en este aspecto.
  2. La eficacia y eficiencia de los procesos judiciales, procurando una tramitación más ágil y rápida a través de la implantación de mejoras. El objetivo es que las relaciones y comunicación entre administración, ciudadanía y profesionales pueda procesarse automática y electrónicamente a través de la interconexión digital.
  3. Dimensión Internacional.
  4. La inversión en tecnologías de la información y comunicación, con cargo a los fondos europeos.

Todos estos aspectos, han sido tratados en sede del foro, a través de distintos grupos de trabajo: seguridad jurídica digital; innovación y mejora de servicio público de justicia; dimensión internacional; y contratación, soluciones tecnológicas y fondos europeos. A través de éstos, responsables de distintos órganos judiciales, asociaciones de tecnología, y otras organizaciones e instituciones del ecosistema, pusieron de manifiesto las necesidades y requerimientos actuales de la administración, sin perder de vista al ciudadano justiciable, que se configura como una de las piezas centrales en torno al que deben girar todas las mejoras propuestas, en un propósito de facilitar el acceso a los servicios, de manera que le sean accesibles de una forma sencilla, transparente, eficaz y eficiente.

El acto, fue clausurado por la ministra de Justicia Pilar Llop, que recordó cómo los procesos que están siendo ya transformados en sede de la administración de justicia ha permitido agilizar distintos trámites y partidas de trabajo, como son los juicios telemáticos, el acceso al expediente judicial electrónico o la textualización automatizada de los contenidos de las vistas, bajo el claro objetivo de posicional a España como líder en el proceso transformativo de este servicio.

Una de las intervenciones más brillantes, por poner el foco de forma clarísima en algunos de los principales problemas de los órganos judiciales y que terminan impactando en el ejercicio de los profesionales privados, fue la del Magistrado Celso Rodríguez Ladrón, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que remarcó como los juzgados de las distintas administraciones deben lidiar diariamente con papeles y voluminosos expedientes, ante la imposibilidad de compatibilizar los diferentes sistemas de gestión procesal de las distintas comunidades autónomas. Y ello bajo la paradoja de unidad de legislación procesal que impera en todo el territorio nacional, que vincula a todos los organismos, y bajo la que se estructuran los diferentes aplicativos, independientemente de la demarcación territorial al que pertenezca. Sin embargo, los entornos de gestión con los que tramitar los procedimientos, estructurados de la misma manera por mor de una misma ley procesal, incongruentemente son múltiples, desarrollados cada uno de forma diferenciada, que además son incompatibles entre sí. Lo que imposibilita la interoperabilidad y una gestión eficaz y eficiente. La cogobernanza se hace esencial y prioritaria. También remarcó que el expediente judicial electrónico no puede circunscribirse a un mero soporte de archivo, en el que ir coleccionando los distintos documentos pdf’s que engrosen el procedimiento. Debe permitir la interactuación en el asunto, a través de este cauce, sin que se circunscriba simplemente a un objetivo “papel cero”.

Este proceso transformativo se ampara en tres propuestas legislativas: de Eficiencia Organizativa, Eficiencia Procesal y Eficiencia Digital, que redefinen estructura, organización, procesos de intercambio, y principios inspiradores de la administración de justicia y constituyéndose como el marco normativo que ampare este proceso.

Sin duda, la participación de todos los actores en la transformación digital de la administración de justicia procurará el despliegue de las mejoras promovidas a todos los operadores del sector, convirtiéndola en una gran iniciativa, ya que cada una de las partes podrá trasladar y proponer mejoras en aspectos claves de su propio ejercicio, puesto que nadie mejor que nosotros mismos, conocemos los problemas y necesidades con las que diariamente nos enfrentamos en el desarrollo de nuestro ejercicio profesional.

Rocio Ramirez Torres                                                                                                                                                                                                                  Directora de Procesos Legales en EMC Soluciones Legaltech